El deporte es muy bueno para el desarrollo de los más pequeños, y el golf en concreto aporta una gran cantidad de beneficios para niños, desde físicos, hasta los valores propios del esfuerzo, la disciplina, la autoestima o el desarrollo mental. Te contamos algunos de los principales beneficios de practicar golf para los niños:

Uno de los motivos más evidentes por los que animar a tus hijos a practicar el golf es que mejora la salud física porque combate el sedentarismo y mejora tanto la flexibilidad como la coordinación motora. Y todo esto haciendo un completo ejercicio en plena naturaleza, respirando el aire puro y, si lo proacticas en nuestro campo de golf, disfrutará además de un campo ecológico rodeado de la fauna y la flora autóctona.

Además, el golf mejora la autoestima porque el avance de los niños en este deporte es muy visible, por lo que ellos son perfectamente conscientes de sus progresos y eso repercute muy positivamente en sentirse mejor con ellos mismos.

El golf ayuda a relajar cuerpo y mente. Realizar una sola actividad al aire libre en un ambiente agradable, permite aliviar tensiones, tanto emocionales como corporales.

Mejora la concentración porque cada golpe requiere plena atención y hay que abstraerse de lo que sucede alrededor. Esto es muy beneficioso para muchos pequeños a los que les cuesta mantenerse concentrado en una actividad y que se dispersan con cualquier estímulo.

Potencia la toma de decisiones y la creatividad, ya que deben solucionar el problema que ofrece cada golpe de cada bola como si de un problema matemático se tratara, pero más divertido e intuitivo.

La paciencia también es una de las vistudes que se trabajan cuando se practica el golf. Aunque los niños progresen rápidamente, las cosas no se consiguen a la primera, por lo que tienen que enfrentarse a cierta frustración y ser perseverantes, lo que refuerza su paciencia.

El golf aporta importantes valores, los dos principales son el juego limpo y la deportividad. En este deporte el respeto a las normal y al resto de los jugadores es crucial y los niños aprenden de manera natural a asumir esa disciplina. Además, aunque se tiende a pensar que el golf es un juego solitaria, también ensalza el compañerismo; se da mucha importancia al juego en equipo y se hacen amigos mientras avanzan juntos a cada hoyo.

Es un juego ideal para practicarlo en familia porque, independientemente de la edad, el golf permite competir en igualdad de condiciones a golfistas de diferente nivel de habilidad. Por eso es ideal para jugar con padres, primos, hermanos, etc y disfrutando de un día de campo.

Por todo esto y mucho más, te invitamos a que animes a tus hijos a practicar golf, en nuestra Academia Antequera Golf ofrecemos clases de diferentes niveles y hay un increíble ambiente en el que todos los alumnos disfrutan y aprenden mientras practican la vida sana. Además, hay niños de edades diferentes, incluso de 4 años como la benjamina que vemos en la foto a continuación.

Las clases son los miércoles y viernes por la tarde y puedes conseguir más información en el 951 060 354 .